Barrio de San Miguelito, tradición, memoria y patrimonio potosino

barrio san miguelito

* Es una de las zonas con mayor número de historias y leyendas de la capital

El barrio de San Miguelito es indudablemente uno de los destinos obligados de la capital potosina, pues es considerado uno de los barrios más emblemáticos debido a las historias que envuelven la zona y a la belleza de sus inmuebles. Fue fundado el 14 de abril de 1597 por tlaxcaltecas y otomíes, cuando el alcalde mayor de San Luis le otorgó a Francisco Jocquineque y a familias tlaxcaltecas 2 mil 500 varas de tierra.

[irp]

La bonita parroquia de dos torres de estilo barroco que conocemos hoy, inició su construcción en 1733 como templo, tiempo después fue ascendida a parroquia. Actualmente la imagen de piedra de San Miguel Arcángel que se encuentra en el remate de la fachada no es la pieza original, pues antiguamente el ángel solía caerse constantemente con el viento, pero a pesar de la altura, jamás se rompía. La pieza original permaneció hasta que en un día lluvioso un rayo lo partió en dos.

A lo largo de los años el barrio ha tenido diversos nombres: Santísima Trinidad, San Francisquito y San Miguelito. Para el año de 1820 todavía era conocido como barrio de la Santísima Trinidad y para 1830, cuando se efectuó el arreglo de los municipios, ya tenía el nombre de San Miguelito.

Sin duda una de las zonas con mayor número de historias y leyendas de la capital potosina es el barrio de San Miguelito, pues en este lugar se desarrollan famosas leyendas, algunas de las más conocidas son: ‘’Berta la loca’’, una mujer que paseaba por las calles del barrio realizando actividades cotidianas, pero cuando veía a un niño cerca lo perseguía, pues anteriormente su esposo le arrebató a sus hijos.

‘’La loca Zulley’’ es una leyenda popular muy conocida en toda la capital que tiene origen en el barrio de San Miguelito, se trata de una joven mujer que vagaba con su vestido de novia tras ser plantada en el altar por su amado de nombre Rodolfo, se dice que a raíz de dicho acontecimiento se volvió loca y nunca perdió las esperanzas de que su amado regresara algún día.

‘’El callejón del diablo’’, se dice, que en la época colonial se aparecía el diablo en la actual calle de Zamarripa, lo cual generó un gran temor entre los habitantes de la zona. Se rumora que esto era dicho por padres de familia y abuelos para que no se estuviera en la calle muy noche y generar una especie de orden y control.

La querida fiesta patronal se celebra aproximadamente desde la época colonial. El titular del barrio es San Miguel de Arcángel, por lo que la fiesta tiene lugar el 29 de septiembre. Dentro de la celebración se realizan novenarios, danzas tradicionales, instalación de puestos de comida y artesanías, además de la presencia de fuegos artificiales. La organización parroquial está dividida en 19 sectores, quienes intervienen activamente en dicha celebración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *