El Fantasma del Brujo

 

Contaré una historia que le sucedió a mi mamá en el año 2002 en la colonia donde vivía, yo tenía tan solo 2 años de edad.

Se decía que uno de los vecinos que vivía por ahí era un señor que hacía brujería, sobre todo magia negra.

Este señor por alguna extraña razón le tenía odio a mi mamá, le echaba una especie de polvo blanco a los árboles que mi mamá tenía, y a los días comenzaron a secarse.

Mi madre sabía que era el culpable pues otros vecinos le habían comentado haber visto al señor cerca de sus árboles, así que mi madre molesta fue a reclamarle.

Al estar frente al brujo antes de decirle algo, el brujo la interrumpió y le dijo que no se metiera con él porque se iba arrepentir, mi madre pasmada por lo que le había dicho aquel brujo solo le dijo que no quería verlo más husmeando en su jardín y se fue.

A los meses el brujo se murió por alguna razón que desconocemos, pero era una persona muy solitaria que muy poca gente iba a verlo.

A los días de su muerte mi mamá comenzó a soñarlo, la perseguía en sus sueños para después alcanzarla y ahorcarla, mi madre siempre se despertaba asustada.

Un día mi mamá salió hacia el patio de la casa para tender una ropa, mientras que a mí me había dejado adentro de la casa.

Dice que mientras tendía la ropa comenzó a escucharme llorar tan feo como si me estuvieran haciendo algo malo, mi madre se asustó tanto que soltó la ropa y corrió hacia dentro para ver qué era lo que estaba sucediendo, cuando me vió dice que estaba tirado en el suelo llorando, cuando me levantó noto que tenía una marca quemada en mi brazo, se asustó tanto pero no se explicaba cómo me había hecho esa marca, simplemente me comenzó a curar.

Cada día que pasaba mi salud empeoraba, de hecho dice mi mamá que estaba tan desesperada que hasta pensó que iba a morir.

En una ocasión que mi madre me llevó al hospital, mi hermana se había quedado sola en la casa y ese día vió una sombra de un hombre como si estuviera enojado y riéndose de ella muy diabólicamente parado en la casa, a tan solo unos metros de ella.

Mi hermana gritó y lloró tan fuerte, que una de las vecinas la escuchó y fue a la casa a ver lo que sucedía. Al escuchar la historia de mi hermana se asustó y decidió llevársela a su casa para esperar que mi mamá regresara.

Al llegar mi madre la vecina salió y le habló para que fuera a su casa, y platicarle lo sucedido, mi mamá comenzó a platicarle sobre los extraños sucesos que estaban viviendo últimamente y la vecina decidió contactarla con una señora que era médium.

Al ir con la médium le dijo a mi madre, que el espíritu del brujo nos andaba siguiendo, haciéndonos daño y sobre todo a mí, porque al parecer quería mi alma a cualquier costa.

Me hizo algunas limpias para alejar aquel siniestro espíritu de mí y después le recomendó a mi madre ir con un cura para que fuera a bendecir la casa, también le comentó que yo tenía que bautizarme para alejarlo completamente por qué si no el espíritu regresaría, mi madre asustada hizo todo lo que la médium le dijo.

A los días nació un bebé en el vecindario, mi madre se había enterado por vecinos que el bebé había muerto unas horas después por causas desconocidas, también le dijeron que el bebé había nacido con una quemadura en el brazo, mi madre se asustó pues recordó que yo había tenido algo similar, pero nunca supimos si era lo mismo aunque todo concordaba.

Los vecinos tenían miedo de tan solo acercarse a la casa de aquel brujo, aún así mi madre se preocupó tanto por la situación que atormentaran a los demás vecinos que entró a la casa del brujo y notó que en una de las habitaciones habían varios muñecos, al parecer de vudú, mi mamá procedió a echar agua bendita por toda su casa y en el patio habían posos con botellas de vidrio adentro que tenían las fotos de varios vecinos, incluyendo de mi mamá.

Mi madre le habló a algunos vecinos y contactaron al padre para bendecir el lugar mientras oraban.

Después de esto el ambiente comenzó a tranquilizarse y la marca que tenía en el brazo se fue borrando poco a poco al pasar los días, algunas vecinos dicen ver el fantasma del brujo asomándose por la ventana de su casa, riéndose diabólica mente.

Espero y les guste mi historia.

Anónimo (convocatoria de relatos de terror Edy Doo)