CríticaSlider

Literatura judía parte final

Sigo asombrado y expectante con los escritores Judíos. Quiero empezar con una enorme fe de erratas o mejor dicho con una falta de respeto por dejar fuera de mis líneas anteriores a esta gran escritora Elfriede Jelink, con uno de mis libros favoritos La pianista, también llevada a las salas de cine. Me deja con la sangre molida y la mente dispersa, con ganas de correr a buscar el final feliz, pero recuerdo que no es una literatura convencional. Ahora recuerdo a Albert Cohen con su Bella del señor, donde el amor sólo existe a distancia, còmo es posible eso me refutaras. Los personajes principales llevados por un deseo sexual y mera atracción física, resuelven vivir en unión para así satisfacer en cada momento su “amor”. Exacto lo único que avivaba a esa pareja era la distancia, pues al ser amantes, jugar a las escondidas con las familias conservadoras encendía la llama de la lujuria. Más que una par de novelas de amor o desamor, me llevan a pensar en las situaciones sentimentales de parejas, sobretodo en esta época de redes sociales. Al igual quiero dar una continuidad en este camino de escritores, no necesariamente nacidos en Europa Central. Dentro de los no mencionados esta Leo Perutz, con sus dos novelas más representativas La tercera bala y Mientras dan las nueve, ambos libros me llevan nuevamente al asombro, pues la primera situada en el siglo XVI en la sumergida Tenochtitlan hoy Ciudad de México, con su personaje principal haciendo una sublevación contra Cortez por todas las atrocidades hechas contra los indios; La segunda se intentó hacer película, sin llegar nunca a concretarse algunos de los interesados por su trama de novela “negra” fue Alfred Hitchcock.

Reitero la gracia creativa de estos eres humanos. La asociación musical los lleva de la mano con la literatura, sólo por mencionar algunos compositores como Arnold Schönberg, Karlheinz Stockhausen y Maurice Ravel entre muchos otros de origen judío (no necesariamente ortodoxos), son compositores complejos, al igual sus creaciones queda fuera de lo convencional. Lleno de complejidad para un oído acostumbrado a la comercialización abrumadora, son el escaparate para una nueva experiencia. Abundaré en otra ocasión con un experto en la materia sobre estos compositores.      

P.D

Te diste cuenta que no soy escritor, ni crítico, sólo quiero tener una larga charla sobre libros, es de lo único que se hablar y de otros tópicos que la gente no le gusta, en fin, es bueno saber que estás de acuerdo conmigo, así tendremos conversaciones en común, más no por coincidir siempre me darás la razón, justamente es lo que necesito.

La fortuna me acompaña aunque nadie me lea, no me pagan por escribir, escribo porque debo sacar todo lo que tengo revuelto en la cabeza; justamente me salvo de ser ese pobre hombre rechazado por todos los diarios o medios impresos y digitales, como era rechazado el personaje de Knut Hamsun, en su obra El hambre, yendo y viniendo con sus escritos, páginas que para él son de trascendencia aunque para el jefe editor, son sólo renglones que no le traerán beneficios económicos. Si es que continúas leyéndome, seré breve y verás que escribo para invitarte a leer lo desconocido. Nos leemos pronto entre libros y más libros.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba