Marcas de Fuego: Un vistazo al misticismo del pasado

* Las marcas de fuego son “elementos que los caracterizan como objetos poseídos por personas e instituciones del pasado.”

La Secretaría de Cultura de San Luis Potosí invita al público en general a participar de la conferencia “Marcas de fuego” que impartirá el Dr. Manuel Suárez Rivera y se transmitirá este jueves 10 de noviembre a las 19:00 horas a través de las redes sociales del Museo del Virreinato y su página museodelvirreinato.org

[irp]

A través de estas conferencias, el Gobierno del Estado de San Luis Potosí busca promover un desarrollo cultural que incida verdaderamente en la formación integral de mejores ciudadanas y ciudadanos, capaces de enfrentar los dilemas y desafíos que impone la construcción de desarrollo más equitativo y sobre todo seguro, con paz social.

El Dr. Manuel Suárez Rivera es doctor en historia por la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Ha publicado tres libros; dos como autor y uno como coordinador. Ha realizado estancias en otras universidades en el extranjero en Texas, San Francisco, Rhode Island en Estados Unidos y en las bibliotecas nacionales de España y Chile.

El Museo del Virreinato retoma las conversaciones con especialistas y el público a través de los #JuevesdeArteVirreinal cuya misión es divulgar y difundir el patrimonio virreinal de México y América. En esta ocasión, el Dr. Manuel Suárez Rivera, abordará el tema las “Marcas de Fuego” en los antiguos libros novohispanos; “las marcas de fuego” son, en palabras de Idalia García, investigadora del Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, “elementos que los caracterizan como objetos poseídos por personas e instituciones del pasado” y menciona que los orígenes de esta singular característica radican en su mayoría en la tradición española. En México, los libros con marcas de fuego aparecen desde el siglo XVI, muchos de ellos traídos con los nuevos habitantes, pero también otros creados en territorio novohispano bajo las instrucciones de las diversas órdenes religiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *